La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Malaga limpiezas traumaticas

Publicado 23/08/2018

limpiezas traumaticaslimpiezas traumaticasLimpiezas traumaticas Malaga. España, limpiar escenas del crimen no es un oficio habitual. Sin embargo, los hay que han decidido, por influencia estadounidense, probar suerte en el sector e impulsar su propia empresa, en muchos casos viéndose abocados al pluriempleo. Es el caso de la compañía española y de Manuel Gonzalez Rodriguez., que se hace cargo, junto con su esposa, de entre veinte siete encargos al año: desde suicidios hasta asesinatos o muertes desatendidas.

(Advertencia: este contenido puede remover las tripas)

Limpiezas traumaticas Malaga. España, limpiar escenas del crimen no es un oficio habitual. Sin embargo, los hay que han decidido, por influencia estadounidense, probar suerte en el sector e impulsar su propia empresa, en muchos casos viéndose abocados al pluriempleo. Es el caso de la compañía española y de Manuel Gonzalez Rodriguez., que se hace cargo, junto con su esposa, de entre veinte siete encargos al año: desde suicidios hasta asesinatos o muertes desatendidas.

(Advertencia: este contenido puede remover las tripas)

Manuel Gonzalez  describe el olor de la muerte como «insoportable».

Una mezcla de carne putrefacta y descomposición solo camuflada, a veces, por un intenso gel de menta que estos profesionales se untan debajo de la nariz. Más allá del hedor durante su labor de limpieza y aparte de eliminar secreciones diversas, su principal cometido es buscar todo tipo de restos: uñas, pelos, dientes y dentaduras, y hasta pedazos de carne y huesos perdidos debajo de sofás, mesas o detrás de estanterías. Vestigios de una muerte violenta que suelen pasar desapercibidos para una empresa de limpieza normal.

Limpiezas traumaticas Malaga

Explica  Manuel Gonzalez que los profesionales que se dedican a limpiar este tipo de escenarios suelen seguir protocolos de limpieza específicos, muy similares a los que se llevan a cabo en los quirófanos. Sin embargo, cada tipo de muerte necesita un tratamiento específico y entraña un coste diferente, en función del trabajo que requiera. Eso sí, antes de limpiar comprueban personalmente que la investigación ha llegado a su fin, «no vaya a ser que nos deshagamos de pruebas importantes».

FOTO 1

Un suicidio apenas ensucia. Casi todos los restos se concentran en un mismo punto, así que en ocho horas (trabajando rápido), y por un precio que oscila entre 1.500 y 2.500 euros, los profesionales lo pueden tener listo.

Las muertes desatendidas (personas que fallecen sin que nadie se percate hasta después de varios días) suelen ser más sucias, y obligan a usar muchos productos químicos. Suele haber descomposición, gusanos, camas y sofás con la forma exacta de un cuerpo o sangre y fluidos que llegan a traspasar el parqué. Por eso su limpieza puede costar hasta 5.000 euros. Limpiezas traumaticas Malaga.

Evidentemente, con esos precios, y teniendo en cuenta lo macabro del servicio,

muchos son los que se asustan. Manuel Gonzalez afirma que muchos clientes,

tras ver su presupuesto, deciden encargarle la misión a empresas que hacen el mismo trabajo por 400 euros.

¿Las consecuencias?  Manuel Gonzalez  las resume en una anécdota que tuvo lugar hace

poco más de un año: en una nave industrial, falleció alguien que no fue

encontrado hasta seis días después de la tragedia.

La nave era de chapa, estaría a unos 60 grados sin ventilarse, lo que provocó que el cuerpo

empezara a deshacerse desde el primer día, la grasa se licuara, aparecieran larvas

y la descomposición llegara al piso inferior ensuciando hasta la fachada y la puerta del edificio.

«Yo les hice un presupuesto por 4.700 euros, pero ellos prefirieron que lo limpiara

una empresa normal por 1.500». Al final tardaron más de tres meses en poder alquilar

la nave de nuevo, «porque no se había limpiado bien y olía muy mal», relata este profesional.

Rellena nuestro formulario de contacto y te informaremos gratis.

Compartir en redes sociales

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?